El Partido Popular ha vuelto a dar una muestra más del uso sectario, excluyente y partidista que da al dinero de todos los ciudadanos de Castilla y León sufragando desde algunas instituciones en las que gobierna, como la Junta de Castilla y León, actos del Foro de la Familia que buscan de nuevo un ataque exclusivamente político e irracional al Gobierno de España y sus políticas de avance social.

El último caso es el anuncio de que la Junta o el Ayuntamiento de Burgos pagarán dos noches de hotel, con cena y desayunos incluidos, un vino español y un servicio de guardería durante dos jornadas completas a los asistentes al Congreso ‘La familia ante los retos de hoy’, que se celebrará en Burgos este fin de semana, según difunde la web www.pastoralfamiliar.net, vinculada a la Conferencia Episcopal.

En una circular del Foro de la Familia de Castilla y León hacen un llamamiento a la máxima participación, tal y como ocurriera el pasado 30 de diciembre en Madrid cuando los obispos españoles aprovecharon, entre otras cosas, para pedir que no se votara al partido que ha negociado con ETA, generando una enorme polémica por su posicionamiento malintencionado ante las próximas elecciones generales.

Pero además de esta perversa utilización de dinero que es de todos los castellanos y leoneses, el PSOE de León quiere mostrar su estupefacción por el hecho de que únicamente se proponga sufragar la estancia de la primera noche a los asistentes de las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora y Segovia. “Esta Comunidad y en concreto la provincia de León tienen las suficientes necesidades jamás atendidas por los gobernantes del PP como para que la Junta dedique sus presupuestos a ciertos tipos de iniciativas maniqueas y tendenciosas, y mucho menos en vísperas de unas elecciones”.

El Partido Socialista de León se une a las críticas vertidas ya a nivel autonómico ante la vergonzosa financiación pública de un acto que únicamente busca la confrontación política con medidas de avance social y nuevos derechos civiles aprobadas en el Congreso de los Diputados a instancias del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pero ratificadas por la inmensa mayoría de los partidos políticos, con excepción del PP. “El sector más duro de la jerarquía eclesiástica sigue apoyando al PP y por eso el PP dedica nuestro dinero, el de todos, a apoyar este tipo de iniciativas que sólo buscan confrontar, crispar y orientar el voto hacia la derecha más intolerante y combativa con los avances sociales para todos”.

Anuncios